LIBROS POR PATRICIA SCHAEFER RÖDER

¡Atrévete! Regala libros originales: Yara y otras historias; 34 relatos, 34 sorpresas. Siglema 575:poesía minimalista; una nueva manera de vivir la poesía. Di lo que quieres decir: Antología de siglemas 575; resultados de los Certámenes Internacionales de Siglema 575. El mundo oculto, novela de Shamim Sarif, traducida por Patricia Schaefer Röder. Andares: cuentos de viajes. A la venta en lulu.com, amazon.com, bn.com y librerías.

¡Encuentra mis libros en el área metro de San Juan, Puerto Rico! Aeropuerto Luis Muñoz Marín; Río Piedras: librerías Mágica, Tertulia y Norberto González; Viejo San Juan: Museo de Las Américas, Tertulia y The Poet's Passage; Santurce: Libros AC; San Patricio: The Bookmark; Guaynabo: Mundo de Papel; Carolina: The Bookmark, Ponce: El Candil. En Miami, Florida: Libería Impacto. En Monterrey, México: Librería de la Universidad Autónoma de Nuevo León.

miércoles, 26 de diciembre de 2012

B R I N D I S



Brindo por todos
los que me acompañan
de cerca y lejos.

Recuerdos vivos
entre miles de instantes
irrepetibles.

Infancia feliz
sueños maravillosos
en aire puro…

Nunca es tarde
para felicitarnos
por nuestros logros.

Dentro del alma
llevo los que partieron
de esta dimensión.

Infinita luz
brilla en el deseo
de sosiego y paz.

Salud y dicha
para nuestro futuro
en el ahora.


©2012 PSR


miércoles, 19 de diciembre de 2012

EL REGALO


La vio por primera vez cuando era niña. Tendría unos seis años el día que la descubrió en el cuarto de su madre, colocada en el lugar más especial de la repisa de sus tesoros. Era una cajita cilíndrica, un tanto chata, que asemejaba una pequeña sombrerera. Al igual que la tapa, la caja estaba hecha de una sola pieza de madera tornasolada finamente pulida, toda labrada en arabescos que, al recibir serenos el abrazo de la luz, reflejaban tonos cálidos y amables. Las dos partes calzaban a la perfección, quedando cerrada con un lazo de cuero. Su madre la llamaba con cariño “el regalo”.
Desde ese instante, quedó fascinada con el regalo. Aunque siempre había estado allí, ella se percató de su existencia esa mañana sabatina de mayo.
—Mamá, ¿qué es esta cajita? —quiso saber, curiosa.
—En esta cajita está el regalo —respondió la madre con una sonrisa.
—¿Un regalo? ¿Y quién te lo dio?
—Me lo dio la abuela hace años. Es linda, ¿verdad?
—Sí; me gusta mucho. Mamá, estos dibujos parecen hojas, ¿por qué esta cajita parece un árbol?
—Es una cajita muy vieja, de nuestros antepasados. A ellos les gustaba adornarlo todo con flores, hojas y frutas. Para ellos los árboles eran muy importantes.
—A mí también me gustan mucho los árboles, Mamá.
—Lo sé, mi amor, lo sé.
Una y otra vez, a lo largo de los años, al preguntarle a la madre por el regalo, ella le contaba sobre el material, el significado del diseño y la manera en que había llegado a sus manos.

Llegó el día en que terminó la escuela. Había decidido estudiar en la universidad, lejos de su pueblo, en el ombligo del mundo. Mientras preparaba su equipaje, caminaba por la casa fijándose muy bien en todo; formas, colores, sonidos, aromas, adornos… Quería absorber de nuevo, consciente, con fuerza, todo aquello que la hacía ser la persona que era. Necesitaba llenarse de tantos recuerdos, de las experiencias, los sentimientos y las emociones que la hacían ser única. Así, paseaba de cuarto en cuarto reviviendo escenas, diálogos, momentos irrepetibles. Al llegar a la habitación de sus padres, encontró a su madre sentada sobre la cama, esperándola.
—Te estás despidiendo, ¿cierto? —quería comprobar la madre.
—Sí. Es toda una vida…
—Acércate hija, tengo algo para ti.
—¿Para mí? ¿Qué es?
—Es hora de darte el regalo.
—¿Un regalo? ¿Cuál regalo es ese? —preguntó ella, ansiosa.
—Mi madre me dio el regalo cuando tenía tu edad y me preparaba para ser independiente, así como tú lo estás haciendo ahora —dijo la madre con suavidad mientras extendía la mano, ofreciéndole aquella cajita de madera noble.
—No sé qué decir… es tu regalo… la abuela te lo dio a ti… No puedo aceptarlo.
—Debes aceptarlo hija, ha sido la tradición por muchas generaciones. El regalo ha llegado hasta aquí desde nuestros antepasados. Hoy lo recibes tú, y deberás entregárselo a tu hija el día que ella se vuelva independiente. Ábrelo.
Ella tomó la cajita entre sus manos con especial reverencia. Mientras deshacía el lazo de cuero, la madre continuó hablando:
— El mayor regalo que se nos ha dado es la vida, y con ella, el libre albedrío. Siempre, la decisión está en nuestras manos y siempre tenemos el privilegio de actuar de la manera que queramos. Tenemos el poder de decidir qué hacer, cuándo y cómo, en dónde y con quién, y eso solo porque somos libres para ello. Del mismo modo, podemos negarnos a hacer lo que no deseemos. Solo nosotras tenemos la última palabra y solo nosotras somos responsables de nuestros actos. Nosotras corremos con las consecuencias de aquello que hagamos o dejemos de hacer. Hacemos cosas para que se nos acepte o para impedir el rechazo; a veces incluso por miedo, pero las hacemos siempre porque queremos, porque perseguimos algún fin. La decisión es nuestra, y eso nadie lo puede cambiar.
Al abrir la cajita, ella sintió la fragancia de la madera de eucalipto. Instintivamente, cerró los ojos y aspiró profundo.
—Mientras puedas respirar, sabrás que estás viva —dijo la madre—. Y mientras estés viva, serás libre para decidir por ti misma. No lo olvides nunca.

Entonces, ella abrazó a su madre y comprendió.



©2012 PSR

miércoles, 12 de diciembre de 2012

U N I D A D



Una sola alma
vibra al compás del cuatro
arpa y maracas.

Nada puede ser
más fuerte que la unidad
entre nosotros.

Intrigas sucias
odio y rencores viejos
no nos tocarán.

Dentro del vientre
de esta tierra hermosa
fuimos gestados.

Aires de cambio
dignidad y respeto
sin distinciones.

Daremos todo:
amor, trabajo y tesón
¡por Venezuela!


©2012 PSR


miércoles, 5 de diciembre de 2012

R E S P E T O



Radiante brillas
digna de admiración
mujer completa.

Especial siempre
entre todos los seres
de la creación.

Señora, dama
no dejes que te humillen
fingiendo amor.

Pides cariño
quien ama reverencia
no te esclaviza.

Eres esencia  
del sentimiento limpio
¡no más insultos!

Toda la vida
obedeciendo ciega
es demasiado…

Oye tu instinto
quiérete tú primero
hazte respetar.



©2012 PSR


miércoles, 28 de noviembre de 2012

D I G N I D A D



Duele la vida
con la mirada fija
en velos grises.

Impresa llevas
la injusticia en la piel
humillándote.

Gran atrocidad
intentan mellar tu alma
presa y violada.

No caerás más
la lucha es tu esencia
corazón noble.

Integridad, sí
eres flor del desierto
recia y valiente.

Dales lecciones
profundas de humanidad
como hizo Brito.

Ante la historia
te mostrarás entera
correcta y digna.

Donde hay honor
y un gran respeto propio
está tu fuerza.


©2012 PSR


jueves, 22 de noviembre de 2012

GRACIAS...



Hoy doy gracias por mis bienes más preciados; los que más valen y no tienen precio.

Doy gracias por el tiempo que he tenido hasta ahora y por el que me queda; por mi respiración y por este cuerpo sano que acompaña a mi espíritu.

Estoy agradecida por la pasión que me llena, impulsándome a lograr mis metas y por el instinto que me hace buscar nuevas oportunidades. Por todo lo que he alcanzado, por los buenos recuerdos que pintan una sonrisa en mis labios y en mi alma. Por mis sueños y esperanzas, que son las semillas de mis proyectos futuros. Por despertar cada día con ideas nuevas, por las ganas de llevarlas a cabo y por la seguridad de lograrlo. Doy gracias por tener la suerte de poder trabajar en lo que tanto me gusta y disfruto.

Hoy y siempre, agradezco a los ángeles que me protegen y no se apartan de mí. Doy gracias por tener un esposo que me ama de verdad y me respeta profundamente; por mis hijos y su amor total, desinteresado e incondicional; por mis hermanas que me apoyan y por los familiares que aún me acompañan.

De corazón, doy gracias por tener amigas que me quieren y se dejan querer, que están de mi lado, que me animan y no me abandonan. Agradezco a todos los que me aceptan y me aprecian como soy, permitiéndome relacionarme con ellos e intercambiar ideas y opiniones.

Estoy agradecida de poseer este cariño puro que llevo dentro y que pongo en todo cuanto hago. Doy gracias por ser capaz de vivir el amor real, que me eleva, me hace desear ser mejor cada día y buscar nuevas formas de ayudar a los demás.

Gracias a aquellos que me regalan una sonrisa y a las almas brillantes que iluminan todo a su alrededor. A quienes me enseñan y me ayudan, y a aquellos que se dejan enseñar; y sobre todo, a la gente agradecida que me permite ayudar.

Agradezco inmensamente a mis padres por la constancia y la tenacidad que aprendí de ellos. Por los valores reales que me inculcaron, llenando mi corazón de amor, respeto, honestidad, aceptación y solidaridad; sin espacio alguno para el rechazo, los resentimientos, los rencores ni el odio. Les doy las gracias por haberme dado alas para alcanzar la libertad total de pensamiento y obra que me permite realizarme como ser humano y vivir mi vida a plenitud.

Hoy y siempre, doy gracias por poseer el raciocinio que me proporcionó una educación objetiva, amplia y sin prejuicios; esta capacidad que me hace respetarme a mí misma y me permite ver las cosas con claridad para tomar mis propias decisiones, sin tener que obedecer órdenes a ciegas impuestas por cualquier persona, organización, cultura o tradición, y que a la vez me deja ser tolerante sin que nada me escandalice.

Estoy agradecida por mi sensibilidad y por la dicha de tener sentimientos profundos y poder vivirlos intensamente; por la alegría y los suspiros, y por aquellos instantes que me hacen cerrar los ojos, dejándome sin aliento.

Agradezco tener la capacidad de asombro que llevo tatuada en mi alma, cual mancha de acero. Doy gracias por poder usar mis sentidos para disfrutar el rocío salado con aroma marino que me envuelve en su murmullo y ver las estrellas fugaces saltando en el cielo oscuro. Por saber valorar el sol, la lluvia y el aire limpio, espejos de la belleza de la naturaleza todos los días de mi vida.

Así, doy gracias por la felicidad y la paz que viven dentro de mí, recordándome siempre que la vida es bella y me acompañan a dormir cada noche con la conciencia tranquila, teniendo la certeza contundente de que todo estará bien.


©2012 PSR



miércoles, 14 de noviembre de 2012

A Y U D A



Al primer grito
del hermano querido
reaccionamos.

Yermos los campos
terremoto y huracán
quieren destruirnos.

Un día a la vez
sobre ruinas y escombros
caminaremos.

Donde hubo llanto
brillará un gran arco iris
paz y esperanza.

Almas al viento
corazones abiertos
apoyo mutuo.



©2012 PSR



miércoles, 7 de noviembre de 2012

AUXILIO



Alarma urgente
otra catástrofe más
nos ha golpeado.

Unión y fuerza
juntos nos impondremos
sobre el desastre.

Xenofobia, ¡no!
todos somos hermanos
cuando sufrimos.

Impulso innato
alimento y abrigo
solidaridad.

Luz, esperanza
bálsamo efectivo
para el alma.

Inmensa labor
por el bien de los demás
necesitados.

Ondas de vida
abrazan fuertemente
desde el corazón.


©2012 PSR



miércoles, 31 de octubre de 2012

A M I S T A D



Amor especial
distinto de los demás
puro cariño.

Momentos miles
se vuelven realidad
vividos o no.

Inmortal querer
sin espacio ni tiempo
viene de dentro.

Soles y lunas
confidencias, confianza
trozos del alma.

Todo lo damos
sin pedir nada a cambio
siendo sinceros.

Amistad fuerte
resiste a la ausencia
con esperanza.

Dame la mano
amigo del corazón
no me sueltes más.


©2012 PSR


miércoles, 24 de octubre de 2012

TESTIMONIO



Mi corazón late. Respiro, siento, pienso... existo. Soy un ser humano que se reconoce como parte integral e ínfima de la naturaleza universal, perdurando en ella de manera dinámica. Mi alma celta corre libre por bosques y playas, vibrando al unísono con los elementos, llenándome de energía, luz y color. Soy Patricia Schaefer Röder, la hija menor de alemanes que emigraron a Venezuela después de la Segunda Guerra Mundial. Soy la hija “sorpresa”; mi existencia no estaba contemplada para nada en su hogar. Sin embargo, mis padres decidieron quedarse conmigo… o más bien que yo me quedara en la familia. Soy la hija a la que le pusieron el nombre de un éxito de Pérez Prado que sonaba insistentemente en aquella época, pero irónicamente, no sé bailar. Soy una persona auténtica y sencilla que cada día se maravilla ante la naturaleza y el milagro de la vida; alguien que aún no ha perdido la capacidad de asombrarse frente a una flor silvestre. Siento un profundo respeto hacia la vida en todas sus formas. No creo en las etiquetas; respeto la individualidad de las personas y su derecho a ser como deseen, aceptándolas tal cual son. Soy quien insiste en ver el lado bueno de todo. Vivo en libertad de pensamiento y obra. Soy esa chica a la que nunca le ha gustado acatar órdenes a ciegas y cuyo espíritu se apasiona por las personas y las cosas. La pasión me llevó a estudiar biología en mi país y luego me hizo buscar otros horizontes en Europa. Después, la pasión me ayudó a cambiar de carrera y a abrirme camino en los Estados Unidos. Durante toda la vida, esa pasión me ha animado a expresarme y a desahogarme a través de la escritura, conociendo diferentes realidades en otros cuerpos y distintos espacios-tiempos. La pasión es el motor que me mueve. Si algo no me apasiona, simplemente no lo hago.

No soy el pecado ni la tentación de nadie. El mundo está lleno de objetos, oportunidades y sentimientos que no necesariamente tienen un valor intrínseco. Así, cada quien es responsable de sus miedos, sus acciones y sus arrepentimientos. No necesito la bendición ni el permiso de terceros con respecto a ninguna cosa que yo sueñe, desee, haga o sienta. No tolero la injusticia de ninguna manera. Soy una persona sincera que ama y busca el bienestar y la felicidad de quienes la rodean. El amor es la luz cálida que me invade, indicándome el camino; todo lo que hago es por amor. Mi amor es verdadero; es puro y limpio. Al amar, deseo ser mejor y ayudar a los demás; por lo tanto, mi amor solo puede ser bueno. Me siento inmensamente dichosa cuando dibujo una sonrisa en el rostro de alguna persona; eso me anima y me recompensa cada día. Estoy en paz con los demás y conmigo misma, y así soy feliz. No me gusta experimentar con las emociones por curiosidad o novedad, por eso no voy a contaminarme con aventuras huecas que me traicionarán. No dejaré que nadie juegue con el cariño pleno y verdadero que yo entrego; no necesito ni deseo recibir sentimientos superficiales que no corresponden de una manera siquiera parecida al profundo amor que llevo dentro. Soy una mujer real, tengo mis convicciones, mis anhelos y mis pasiones. Sé quién soy… y estoy viva.


©2012 PSR


miércoles, 17 de octubre de 2012

REVELACIÓN



Era su derecho, pero también su deber. Así se lo habían dicho, desde que tenía memoria. Creció sabiéndose parte de un sistema un tanto curioso, pero que parecía funcionar. Cada cierto tiempo, un carnaval frenético protagonizado por figuras circenses destruía su tranquilidad, invadiendo todos los aspectos de su vida y la de los demás, empujándolos inexorablemente a protagonizar aquel rito que tanto conocían. Una y otra vez se repetía la misma historia; el espectáculo se desarrollaba con mayor o menor júbilo para terminar invariablemente igual. No había sorpresas, de antemano se sabía cómo sería el desenlace. Y sin embargo, la inercia le empujaba a participar una vez más. Como siempre, se levantó temprano. Se alistó, desayunó bien y salió a cumplir con su deber. Con su derecho. Llegando al lugar —que, como de costumbre, estaba fuertemente custodiado— encontró a otros que habían llegado un tanto antes y tomó su lugar en la fila. Manteniendo silencio, escuchaba a los demás charlar un poco en voz baja por la intimidación que se respiraba en el ambiente. Eso tampoco cambiaba. Verificó sus datos, buscó su nombre en la lista, dejó su impresión dactilar y firmó, como le tocaba hacerlo cada vez. Le dieron una tarjeta grande y multicolor, junto con un marcador indeleble “para que se expresara con seguridad y confianza”. Ejercería su derecho a través de su deber. Así, llegado el momento, pasó detrás de unos cartones verticales colocados sobre una mesita y como tantas otras veces, hizo la marca que ya conocía de memoria. Todo era igual que siempre. Absolutamente. Dobló la tarjeta por la mitad, luego de nuevo y una vez más, como lo había hecho tantas veces antes. Ahora le tocaba llevarla a su destino final, una caja cuadrada de cartón en el centro de la sala. Algunos miraban, otros no. Entonces lo vio todo claro. Después de tantos años, al fin comprendió. Su deber era serle fiel a su derecho. Respiró profundamente, dio unos pasos y, sin titubear, introdujo el papel doblado en el contenedor preciso que siempre lo había esperado: la papelera.


©2012 PSR


miércoles, 10 de octubre de 2012

T E R R O R



Timados fuimos
aquel vil egoísmo
de nuevo triunfó.

El Bravo Pueblo
aún sigue en su choza
sin virtud ni honor.

Resentimiento
afianza las cadenas
y la opresión.

Ruin es el alma
que separa hermanos
en una nación.

Odio y violencia
para el Santo Nombre
que el yugo lanzó.

Recuperemos
la Patria soberana
con brío y unión.


©2012 PSR


miércoles, 3 de octubre de 2012

V E N E Z U E L A

Viva mi tierra
la de tantos héroes
como tú y yo hoy.

Entre el paisaje
fuera de toda jaula
trina el turpial.

Naturaleza
extrema en belleza
diamante puro.

Emancipada
Bolívar te liberó
en la Colonia.

Zaina galopa
con el Caballo Viejo
por la sabana.

Unidos todos
saldremos adelante
como hermanos.

En el camino
de democracia justa
el pueblo manda.

Los estudiantes
almas limpias y puras
serán ejemplo.

Avanzamos ya
hacia un futuro mejor
con gran dignidad.


©2012 PSR


miércoles, 26 de septiembre de 2012

L I B E R T A D


Luz en lo oscuro
despierta mi conciencia
anestesiada.

Independencia
de pensamiento y acción
gaviotas libres.

Besan mi esencia
mil instantes eternos
intensamente.

Eres el sueño
de paz y tranquilidad
que bien persigo.

Respiro libre
dentro del arco iris
de la justicia.

Tantos escollos
mas mi alma me guía
hacia la dicha.

Alas muy grandes
sostienen mi decisión
y me protegen.

Dame un momento
la fuerza y el aliento
para vivirte.


©2012 PSR


miércoles, 19 de septiembre de 2012

P E R Ú



Pachamama una
aún guías la vida
junto al gran Inti.
 
En piel canela
sonríen ojos negros
hondos, perfectos.
 
Ruinas solemnes
tradición, modernidad
inevitables.
 
Único pueblo
de una tierra mágica
que me enamoró.
 
 
©2012 PSR


jueves, 13 de septiembre de 2012

IMA SUMAX — QUÉ BELLEZA



Perú
tierra de sol candente
playa sagrada de mar infinito
culturas indelebles habitan estoicas
sierra, costa, desierto y jungla
presumes miles de verdes en tu selva
y luces cálidas en la ciudad.

Perú, ayer y hoy
oráculo mágico desde el principio
en tu suelo convergen
caminos intrincados de tantos
que buscan respuestas
a sus enormes incertidumbres.

Eres, Perú
exquisito en extremo
crisol de tradiciones
que conviven y aportan
al futuro continuo.
Tu gente hermosa
tranquila y amable
presenta atenta delicias sublimes
telas preciosas, joyería fina
en mercados sencillos y tiendas lujosas.

Lima, la elegante
estrella de la Colonia
hogar del Cristo Indígena
brillabas ya con luz propia
en el firmamento de los ancestros
mucho antes de Pizarro…

En Miraflores me volví adobito
resistente, pequeña
perdiéndome feliz
entre otros millones más
para formar la Huaca Pucllana
adorando así al Mar.

Bajando por la costa al fin alcancé
el inmenso oráculo del Dios Creador.
Con muchos peregrinos
encontré en calles, pirámides y templos
aquellos aposentos donde mora
paciente y poderoso
el gran Pacha Kamaq.

Tawantinsuyö
cuna de multitudes preciosas
unificadas por los Hijos del Sol
Inkas de ojos profundos
en atractiva piel canela
pueblo sabio
que sigue iluminándolo todo
con su impecable sonrisa.

Es en la Sierra el Qosqo
el verdadero Ombligo del Mundo
recintos majestuosos por doquier
labrados con celo para la inmortalidad
en arquitectura superior, inca imperial.
Alegre acompaña la música andina
su multicolor bandera orgullosa
en honor a K’uichi
Dios Arco Iris
que todavía une nuestro mundo
tan imperfecto
con el sublime celestial.

En el Valle Sagrado
sobre los techos sencillos
traen suerte los toritos de Pukará
mientras, entre alpacas y llamas
sentí en la piel
la presencia del Inka
contundente
dirigiendo la ceremonia
para Inti y la Pachamama
que nos protegen siempre.

Machupiqchu bella
a las faldas del cielo
fuiste mi reto visceral
ciudad encantada de cien maneras
que reposa entre dos picos
uno Viejo, el otro no…
El Joven conmigo coqueteó
desafiándome a llegar a la cima
y al lograrlo me supe grande
como hace tiempo no me sentía.

Titicaca
lago eterno
eres el origen prístino
de nuestra Humanidad
tus aguas generosas
abrigan y nutren culturas
que hilvanan valiosas telas
en ese seno azul plateado
inmejorable
bajo un manto infinito de estrellas.

Paracas, la natural
santuario de vida marina
plena e imponente
vibras intensa en cayos
desiertos y playas
de sureño esplendor.

Nasca fascinante
enigma colosal
los primeros artistas dejaron en ti
formidable huella perenne
testigo de una civilización
mayúscula avanzada
que aún ahora nos hace soñar.

Perú querido
mi destino fue conocerte
mi deseo, vivirte
es mi anhelo perpetuo
sentir el calor de aquella gente maravillosa
en esta alma enamorada
de tu más pura esencia.


©2012 PSR


miércoles, 5 de septiembre de 2012

L I M A



La Dama Guapa
ama al Don Pacífico
sin trazar sombras.

Internacional
conserva tradiciones
nobles y amables.
 
Manjares puros
oráculos y ruinas
gente canela.
 
Aconteció, pues
mis hermanas de tinta
me abrazaron...
 
©2012 PSR


miércoles, 29 de agosto de 2012

S U R



Sonrisa y brillo
con los brazos abiertos
me recibes, Sur.
 
Un salto inmenso
mil montañas mágicas
selva y llanuras.
 
Riqueza sin par
mezcla de tantos pueblos
maravillosos.


©2012 PSR


miércoles, 22 de agosto de 2012

J A V I E R


 
Joyero del mar 
en coronas de espumas
tuviste que irte.
 
Alegre estabas
jugando en las olas
con tus chiquillas.
 
Vibrabas pleno
de amor a los tuyos
profundo y limpio.
 
Importante eres
en los recuerdos vivos
entre nosotros.
 
Estás presente
como la luz brillante
del mes de abril.
 
Remonta alturas
en mil ondas perfectas
de sal y viento.
 
 
©2012 PSR 
 


jueves, 16 de agosto de 2012

ISLA ENCANTADA


 
Despierto, y cada día arribo de nuevo. Mañana tras mañana siento que llego a un lugar desconocido y maravilloso. Me levanto atenta a mil oportunidades nuevas que se abren a quien tenga el deseo de aprovecharlas. El olor a tierra húmeda me envuelve, despertando mis sentidos y mis instintos. Desde temprano me dejo abrigar por el sol del Caribe, que lo embellece todo con el brillo más refulgente. Las trinitarias y los guacamayos se visten con alegres colores tropicales, rodeados de miles de verdes incandescentes, destacando bajo el regio azul del cielo. Si alguna tormenta malhumorada quiere ensombrecerlo, los arco iris alegran el cielo boricua como enormes y elegantes abanicos, imponiendo sus tonos amables entre las nubes. Cada mañana, como la primera vez, descubro a los lagartijos y coquíes que no me abandonan a lo largo del día, recordándome la inmensa suerte que tengo de poder compartir con ellos la Tierra del Noble y Valiente Señor. Salgo y siento la presencia contundente del espíritu taíno en todos los resquicios naturales, llenando la fuente que tanto buscó Ponce de León, aquella de termas medicinales que continúa haciendo bien a quienes la siguen utilizando. La esencia taína invade los ríos y playas donde me vuelvo a encontrar en secreto con mi alma; se esparce por seres y montañas gentiles y frescas con sus selvas color esperanza, por las palmas y los árboles estoicos que regalan su sombra a todos los que la necesitan, y por las sencillas y pulcras palomitas de monte, que destacan entre las demás alzando el vuelo con su sonido turbinado en miniatura. En suspiros profundos y limpios, la brisa fresca llena mis pulmones hasta casi reventar; el corazón galopa dentro del pecho, emocionado por la certeza de haber encontrado un precioso refugio para, finalmente, poder echar raíces. Me siento muy bien recibida en este paraíso caribeño, donde el orgullo por lo propio cristaliza en ciudades de encanto moderno y tradicional, con miles de opciones para quien desee esforzarse y salir adelante con alguna idea innovadora. Pueblos con gente bella, sencilla y educada, que amables me abren sus puertas a la par de una gran sonrisa. Simplemente, gente hermosa que encuentro en todas partes que voy. Rodeando este trozo de suelo caribeño está el mar inmenso y profundo; el amante eterno que, sin cesar, besa la costa que lo recibe dulcemente. En medio de ese encuentro extático e ininterrumpido, el mar exhala su aliento de salitre; es su alma indomable que conquista sutilmente a todos los seres que habitan esta armoniosa tierra, inyectando de ritmo su sangre mestiza de bomba y plena, de salsa y merengue, de güiro y bongó. Cuna paralela de tantas frutas conocidas de mi terruño; con ellas se han creado divinos sabores isleños, mezcla de sazones boricuas con gustos de lejanas latitudes. Nada como disfrutar un mofongo relleno de camarones o las empanadillas de La Parguera; en Loíza un bacalaíto y un pionono con maví en la playa, o dejarme condecorar con una Medalla, aun fuera de la época de competencias. En Navidad me doy un gustazo de lechón con pasteles, o también todo el año en la Ruta del Lechón, o tal vez un churrasco o un chillo frito con arroz blanco y habichuelas. Entre el tembleque navideño y el café diario, descubro mi tranquilidad en este paraíso terrenal con aroma a hogar. Después de un atardecer de fuego, llega la hora del descanso junto a mi fiel amiga Luna, que me ha acompañado siempre adonde el destino me ha llevado. La saludo por la ventana y sonrío; ella sabe que día a día vuelvo a sucumbir al hechizo de esta Isla Encantada. Entonces, duermo feliz, sueño bonito y sé que nunca voy a querer partir…
 
 
©2012 PSR



miércoles, 8 de agosto de 2012

LA FUENTE

-->
 

Al fin la había encontrado. Era una fuente nueva, diferente de todas las otras que había visto hasta entonces. De la más preciosa porcelana, tenía una forma hermosa; delicada, suave, y sin embargo era espaciosa. Su boca generosa tenía un borde en extremo sensual. Cual arco iris plácido y deslumbrante al mismo tiempo, su textura era una amalgama de nácar y talco fino. Era perfecta. Tantas cualidades me atrajeron sin remedio y, seducida por completo, deposité toda mi confianza en ella sin parpadear. La hice mía, la cuidaba con el más puro amor. Se convirtió en la fuente que guardaba mis sueños, mis deseos, mis sentimientos y mis metas. Así fui feliz, hasta que de pronto, y a pesar de mi esmero por evitar su deterioro por la fuerza de los elementos, tan gentil fuente se agrietó. La fractura fue contundente; miles de piezas de todos los tamaños se separaron, esparciéndose alrededor mis anhelos y mi confianza. Enamorada de mi preciosa fuente, en un intento por recuperarla y protegerla, recogí los fragmentos con el mayor de los cuidados, tomé el mejor pegamento y comencé a armarla de nuevo, cual rompecabezas elegante y desafiante que una vez listo, me daría la mayor de las recompensas. Poco a poco fui encontrando trozos grandes que, al juntarlos, ayudaban a reconocer los rasgos de la fuente. Las piezas medianas hacían lo posible por calzar entre las grandes, pero quedaban un tanto tirantes al intentar ajustarlas con las pequeñas, porque al romperse, unas partes quedaron reducidas a un sutil polvo que se esparció por todos lados, perdiéndose de vista. Una vez más, como siempre en mi vida, hice lo mejor que pude con lo que tenía a mano. Entonces, al terminar de arreglar mi preciada fuente, pude comprobar que, a pesar de que la forma y el color se parecían bastante a los de mi fuente original, ya no podría guardar más mis esperanzas en ella. Tenía demasiadas grietas imposibles de sellar. De mi fuente perfecta quedaba solo el recuerdo; sabía que esta versión reparada nunca sería igual. La había perdido.
 
©2012 PSR 
  
  

miércoles, 1 de agosto de 2012

MUSA (II)



vestida de mil acordes
flotando en armonía
una tarde imprecisa
te colaste tímida
por mis pupilas.

pasión es tu esencia
libertad el nombre
desnuda de prejuicios
te reconocí en mi espejo
y sin poner resistencia alguna
me dejé atrapar por tu alma transparente
quedando enganchada con cien anzuelos
al tono prístino de esa paz
que tan inmensa me seduce.

eres tú en tantos rostros
tú en mi aire
este que respiro ahora
el que suspiro
el que me envuelve plácida
sublime
suelto las amarras
una por una
echo el lastre lejos
para volar alto
soltándolo todo
desprendiéndome de mí misma
dejando la jaula abierta de par en par
al libre albedrío
a los instintos más genuinos
al germen de la vida
que despierta en una gota de agua
sacudida por el viento.

me dejo arrastrar corriente arriba
subo por encima del abismo
de los picos ancianos
de las estrellas perdidas
subo…
subo cada vez más
liberándome de mí
olvidando el resto entero
en medio de la brisa
te suelto
tiernamente te suelto
mariposa refulgente
sabes que eres libre
siempre lo has sido
siempre lo serás
eres libre y vives en mí
al mismo tiempo
azul eléctrica
indeleble
abro las manos y te suelto
y sin embargo
sé que no te pierdo
porque somos una.

entre miles te escondes
jugando alegre como una niña
sonríes pícara al verme
compruebas que sigo buscándote
eternamente en los minutos
en los momentos perfectos
en mis días deslucidos
en las mañanas de mis ansias
en las eras de mis sueños.

una vez más
escurridiza y poderosa
como agua rápida
me refrescas y me azotas
en tu caudal impoluto
ahogándome
empujándome
obligándome a respirar
me aferro tercamente a la balsa
para no perecer
en tu torbellino blanco.

entonces, sin aviso, te conviertes
en un rayo de luz pura
pariendo miles de tonos
de este arco iris cálido
que se adueña del espacio en mi pecho.

sola te encuentro
en un paraje del pensamiento
envuelta en pétalos suaves
esperándome.

mi alma se acerca despacio
no quiere que huyas de miedo…
dulcemente
una por una
voy quitando hojas de colores
descubriendo en su fragancia
la pasión que me deja sin aliento.

llegó el momento esperado
cada instante de mi vida
tu alma y la mía
tomadas de la mano
se elevan en un suspiro
intenso
más allá de la nada
llenas de sentimiento
tú y yo por siempre
musa eterna de mis letras.


©2012 PSR