LIBROS POR PATRICIA SCHAEFER RÖDER

¡Atrévete! Regala libros originales: Yara y otras historias; 34 relatos, 34 sorpresas. Siglema 575:poesía minimalista; una nueva manera de vivir la poesía. Di lo que quieres decir: Antología de siglemas 575; resultados de los Certámenes Internacionales de Siglema 575. El mundo oculto, novela de Shamim Sarif, traducida por Patricia Schaefer Röder. Andares: cuentos de viajes. A la venta en lulu.com, amazon.com, bn.com y librerías. Mi dulce curiosidad, novela de Amanda Hale, traducida por Patricia Schaefer Röder.

¡Encuentra mis libros en el área metro de San Juan, Puerto Rico! Aeropuerto Luis Muñoz Marín; Río Piedras: librerías Mágica y Norberto González; Viejo San Juan: Museo de Las Américas, Tertulia y The Poet's Passage; Santurce: Libros AC; San Patricio: The Bookmark; Guaynabo: Mundo de Papel; Carolina: The Bookmark, Ponce: El Candil. En Monterrey, México: Librería de la Universidad Autónoma de Nuevo León.

miércoles, 19 de diciembre de 2012

EL REGALO


La vio por primera vez cuando era niña. Tendría unos seis años el día que la descubrió en el cuarto de su madre, colocada en el lugar más especial de la repisa de sus tesoros. Era una cajita cilíndrica, un tanto chata, que asemejaba una pequeña sombrerera. Al igual que la tapa, la caja estaba hecha de una sola pieza de madera tornasolada finamente pulida, toda labrada en arabescos que, al recibir serenos el abrazo de la luz, reflejaban tonos cálidos y amables. Las dos partes calzaban a la perfección, quedando cerrada con un lazo de cuero. Su madre la llamaba con cariño “el regalo”.
Desde ese instante, quedó fascinada con el regalo. Aunque siempre había estado allí, ella se percató de su existencia esa mañana sabatina de mayo.
—Mamá, ¿qué es esta cajita? —quiso saber, curiosa.
—En esta cajita está el regalo —respondió la madre con una sonrisa.
—¿Un regalo? ¿Y quién te lo dio?
—Me lo dio la abuela hace años. Es linda, ¿verdad?
—Sí; me gusta mucho. Mamá, estos dibujos parecen hojas, ¿por qué esta cajita parece un árbol?
—Es una cajita muy vieja, de nuestros antepasados. A ellos les gustaba adornarlo todo con flores, hojas y frutas. Para ellos los árboles eran muy importantes.
—A mí también me gustan mucho los árboles, Mamá.
—Lo sé, mi amor, lo sé.
Una y otra vez, a lo largo de los años, al preguntarle a la madre por el regalo, ella le contaba sobre el material, el significado del diseño y la manera en que había llegado a sus manos.

Llegó el día en que terminó la escuela. Había decidido estudiar en la universidad, lejos de su pueblo, en el ombligo del mundo. Mientras preparaba su equipaje, caminaba por la casa fijándose muy bien en todo; formas, colores, sonidos, aromas, adornos… Quería absorber de nuevo, consciente, con fuerza, todo aquello que la hacía ser la persona que era. Necesitaba llenarse de tantos recuerdos, de las experiencias, los sentimientos y las emociones que la hacían ser única. Así, paseaba de cuarto en cuarto reviviendo escenas, diálogos, momentos irrepetibles. Al llegar a la habitación de sus padres, encontró a su madre sentada sobre la cama, esperándola.
—Te estás despidiendo, ¿cierto? —quería comprobar la madre.
—Sí. Es toda una vida…
—Acércate hija, tengo algo para ti.
—¿Para mí? ¿Qué es?
—Es hora de darte el regalo.
—¿Un regalo? ¿Cuál regalo es ese? —preguntó ella, ansiosa.
—Mi madre me dio el regalo cuando tenía tu edad y me preparaba para ser independiente, así como tú lo estás haciendo ahora —dijo la madre con suavidad mientras extendía la mano, ofreciéndole aquella cajita de madera noble.
—No sé qué decir… es tu regalo… la abuela te lo dio a ti… No puedo aceptarlo.
—Debes aceptarlo hija, ha sido la tradición por muchas generaciones. El regalo ha llegado hasta aquí desde nuestros antepasados. Hoy lo recibes tú, y deberás entregárselo a tu hija el día que ella se vuelva independiente. Ábrelo.
Ella tomó la cajita entre sus manos con especial reverencia. Mientras deshacía el lazo de cuero, la madre continuó hablando:
— El mayor regalo que se nos ha dado es la vida, y con ella, el libre albedrío. Siempre, la decisión está en nuestras manos y siempre tenemos el privilegio de actuar de la manera que queramos. Tenemos el poder de decidir qué hacer, cuándo y cómo, en dónde y con quién, y eso solo porque somos libres para ello. Del mismo modo, podemos negarnos a hacer lo que no deseemos. Solo nosotras tenemos la última palabra y solo nosotras somos responsables de nuestros actos. Nosotras corremos con las consecuencias de aquello que hagamos o dejemos de hacer. Hacemos cosas para que se nos acepte o para impedir el rechazo; a veces incluso por miedo, pero las hacemos siempre porque queremos, porque perseguimos algún fin. La decisión es nuestra, y eso nadie lo puede cambiar.
Al abrir la cajita, ella sintió la fragancia de la madera de eucalipto. Instintivamente, cerró los ojos y aspiró profundo.
—Mientras puedas respirar, sabrás que estás viva —dijo la madre—. Y mientras estés viva, serás libre para decidir por ti misma. No lo olvides nunca.

Entonces, ella abrazó a su madre y comprendió.



©2012 PSR

56 comentarios:

  1. Wow!!! me encantó, es fascinante
    misterioso y cálido a la vez
    intriga, me gustan mucho los objetos "misteriosos"

    ResponderEliminar
  2. que lindo regalo de Navidad! Gracias!

    ResponderEliminar
  3. Gracias Patricia que la pases bien siempre. Que tus letras siempre esten vivas y corriendo por todas tus venas y sueños. Un abrazo en letras.

    ResponderEliminar
  4. feliz navidad para ti y un buenisimo 2013
    un abrazote

    ResponderEliminar
  5. me gusto lo que se dice vulgarmente: burda!

    ResponderEliminar
  6. Otro bello regalo de mi talentosa amiga Patricia Schaefer Roder

    ResponderEliminar
  7. Lindo Paty gracias por este Regalo!

    ResponderEliminar
  8. Hermosisimo!!! Gracias amiga Patricia Schaefer Roder, por compartirlo. Abrazos. Yandira - Aprendiendo a Amar.

    ResponderEliminar
  9. Bello. Lo compartire con mis hijos.

    ResponderEliminar
  10. Me encanta saber el poder de la decision propia!!!

    ResponderEliminar
  11. Paty, El Regalo... BELLISIMO! Me encanta... Felicitaciones por tus tantos escritos ...todos salidos de tu alma..:) Los difruto con placer y los estimo.

    ResponderEliminar
  12. Precioso el regalo. Te deseo unas muy felices Pascuas y un año lleno paz, alegria y mucha salud.

    ResponderEliminar
  13. Muy lindo tu regalo, Paty. Me gustó mucho :-)
    Muy felices fiestas para ti y tu familia también y espero que el 2013 sea un año muy bueno y lleno de salud, proyectos, logros, satisfacciones y muchas, muchas sonrisas.
    Un beso

    ResponderEliminar
  14. Hermoso regalo, mi Amiga del Alma...
    Para tí y todos los tuyos, unas fiestas llenas de armonía, de paz y de alegría serena... esa que perdura!!!
    Espero el momento de darte el abrazo fuerte que te envío por aquí, entre estas líneas...
    Te extraño... siempre más... lo sabes!!!
    Y te quiero... siempre!!!

    ResponderEliminar
  15. Hermoso, muchas gracias por "El Regalo" FELICES FIESTAS NAVIDEÑAS, QUERIDA AMIGA!!

    ResponderEliminar
  16. Querida Patricia, que hermoso regalo navidenio. Es precioso.

    Te deseamos a ti y tu familia una Navidad llena de paz, mucha salud y muchos momentos de felicidad.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  17. Me encantó tu relato! Te invito a que visites mi blog www.nustadelperu.com

    ResponderEliminar
  18. Gracias Patty, por este regalo tan valioso!

    Un beso y un gran abrazo.

    Feliz Navidad!

    ResponderEliminar
  19. Esta muy bonito Patricia!
    Cuando la niña recorría la casa para despedirse y plasmar todo en la memoria, pense en mi mamá, unos días antes de morirse y cuando no podía mantenerse casi en pie la conseguimos recorriendo la casa. Había vivido en aquella casa por mas de 30 años y pienso que se estaba despidiendo de cada aposento y de las cosas que contenía cada detalle. No era la casa física, era mucho mas, era lo que estaba contenido en el plano físico.

    Indiscutiblemente el libre albedrío es el regalo que nos dio Dios. Un regalo controversial porque nos hace aprender, nos deja pecar, caernos, levantarnos, actuar mal y hacer infiernos de nuestros cielos. Lastima que muchas personas en este mundo estén esclavas y hasta el libre albedrío se los maneje otro. Es hermoso potenciar a nuestros hijos para que sepan el poder que tienen y lo usen. Como lo hizo la familia de tu cuento a través de las generaciones. Recibe mi cariño.

    ResponderEliminar
  20. HOLA PATRICIA! QUÉ BELLO CUENTO, ME ENCANTÓ. REALMENTE, TE ESTÁS PERFILANDO COMO UNA IMPORTANTE ESCRITORA DE NARRACIONES CORTAS, CUENTOS, LOCURAS, PENSAMIENTOS? GRACIAS POR EL REGALO!

    FELIZ NAVIDAD Y PRÓSPERO AÑO NUEVO "EN ESPAÑOL!"

    ResponderEliminar
  21. Querida Patricia:
    Gracias por "El Regalo". Esta muy bonito. Muchas felicidades para ti y tus seres queridos y un gran 2013!

    ResponderEliminar
  22. ¡Es preciosoooo!Que importante es y que poca importancia le ponemos a veces!Graciaaaaas!

    ResponderEliminar
  23. Cierto la vida es un sin fin de situaciones.....donde nos pone a prueba..... y sólo uno debe decidir que hacer..... lo bueno sería no equivocarnos nunca.....pero no es así..... entoces es bueno reflexionar y decirse a uno mismo......de los errores también se aprende!!!! Me gusto un montón tu escrito!!! Gracias por publicarlo!!!! Saludos

    ResponderEliminar
  24. a mi me recordara ademas de saber que estoy vivo, de donde vivi´por anos.....los arboles de Eucalipto de Aragua, Colonia Tovar...

    ResponderEliminar
  25. Escribes muy hermoso, me trasladé por un momento a tu relato, es hermoso como escribes.

    ResponderEliminar
  26. Me encanta el encanto de tu cuento!!!!!!!

    (It's really beautiful and so powerful, yet simple and streamlined at the same time. What a gift you have to be able to put all of that love and learning and wisdom and tenderness in such a short story.......)

    Mil gracias por compartirlo y mil abrazos te mando de mi parte!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  27. Es una de las historias más bellas y sencilla que he leído quisiera saber sí está escrita en algún libro para leerla a mis hijas y nietas me encanta las enseñanzas que nos dejan estas tradiciones aprendemos mucho de ellas; gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias, aun no esta en ningun libro, pero puedes leerla aqui cuando gustes

      si te puedo adelantar que ya esta en imprenta en mi proximo libro, que saldra publicado el proximo año. saludos!

      Eliminar
  28. Muchas gracias desde mi país Colombia y en esta época tan bella me ha conmovido hasta las lágrimas y llenado de emoción. Que me responda la felicito con todo mi corazón por compartir con nosotros de eso que ya casi no se ve como los regalos sencillos pero llenos de luz esperanza y sentimiento un abrazo feliz año espero más historias las necesitamos

    ResponderEliminar
  29. Muy bonita la equivalencia de la caja labrada y el libre alvedrio, que es algo que labramos nosotros mismos.

    ResponderEliminar
  30. Hermoso regalo, preciosa enseñanza, la mejor del mundo. Gracias por compartir.

    ResponderEliminar
  31. Patricia me encantò tu relato. Magistralmente expresado llevas la responsabilidad de nuestras vidas al plano individual... gracias por la ensenanza...

    ResponderEliminar
  32. Me gusto mucho patricia.Te felicito. Felicidades en este nuevo año y sigue cosechando exitos.

    ResponderEliminar
  33. Bellísimo, me encanta, realmente es un regalo "el regalo".

    ResponderEliminar
  34. Me gustaría mucho oirlo de viva voz.

    ResponderEliminar