LIBROS POR PATRICIA SCHAEFER RÖDER

¡Atrévete! Regala libros originales: Yara y otras historias; 34 relatos, 34 sorpresas. Siglema 575:poesía minimalista; una nueva manera de vivir la poesía. Di lo que quieres decir: Antología de siglemas 575; resultados de los Certámenes Internacionales de Siglema 575. El mundo oculto, novela de Shamim Sarif, traducida por Patricia Schaefer Röder. Andares: cuentos de viajes. A la venta en lulu.com, amazon.com, bn.com y librerías.

¡Encuentra mis libros en el área metro de San Juan, Puerto Rico! Aeropuerto Luis Muñoz Marín; Río Piedras: librerías Mágica, Tertulia y Norberto González; Viejo San Juan: Museo de Las Américas, Tertulia y The Poet's Passage; Santurce: Libros AC; San Patricio: The Bookmark; Guaynabo: Mundo de Papel; Carolina: The Bookmark, Ponce: El Candil. En Miami, Florida: Libería Impacto. En Monterrey, México: Librería de la Universidad Autónoma de Nuevo León.

miércoles, 25 de mayo de 2011

PAZ


Buscando la paz, encontré los árboles de mi ciudad totalmente desbordados de delicadas y perfectas flores en primavera, estallando todos en mil colores al mismo tiempo. Entre la locura del tráfico pude oír a las aves cantar y vi a una pareja de guacamayas haciendo piruetas en el cielo azul. Sentí el calor del sol caribeño sobre mi piel y luego me envolvió la noche fresca adornada de un manto de estrellas. Otro día se presentó ante mí un magnífico arco iris en medio del gris que se deshacía encima de mi persona. Sonreí de dicha ante el simple hecho de poder caminar descalza por la playa y disfrutar de un paseo por el bosque. Respiré profundo al recordar que tengo una hermosa familia, que contamos con un techo, que no pasamos frío ni nos falta el pan, y que tenemos el enorme privilegio de recibir una buena educación en un país libre y democrático. Me percaté de lo bello que es tener metas e ilusiones y poder soñar bonito con mi propia realidad; de lo liberadora que resulta una risa espontánea, sincera, y de cuánto puede iluminar una mirada limpia. Al estar feliz consigo mismo, no hay nada de qué preocuparse, no existen las posesiones, se lleva el corazón y el alma desnudos, no es necesario pedir perdón, no hay que decir nada, la expresión es plena, los ojos se cierran plácidos… Entonces, en medio de mi propia vida, entendí que encontramos la paz cuando nos damos cuenta de que no necesitamos de nada ni de nadie más. 


©2011 PSR

10 comentarios:

  1. Me encanta cuando dices, Pat, esto en este texto:
    "Al estar feliz consigo mismo, no hay nada de qué preocuparse, no existen las posesiones, se lleva el corazón y el alma desnudos, no es necesario pedir perdón, no hay que decir nada, la expresión es plena, los ojos se cierran plácidos… Entonces, en medio de mi propia vida, entendí que encontramos la paz cuando nos damos cuenta de que no necesitamos de nada ni de nadie más. "

    Es así como debemos tomarnos la vida, sin prescindir de quienes nos rodean y de los que nos aman y respeta, pero qué sería de nosotros si dejamos de ser para convertirnos en su sucedáneo de otro cerebro. Desgraciadamente seguirán existiendo ese tipo de vampiros humanos.

    Un beso y suerte en tu labor literaria.

    Elisa

    ResponderEliminar
  2. asi de simple es, dicho de manera a la mexicana (si es que en otra parte del mundo lo digan asi) "pa'que tanto brinco estando el suelo tan parejo?"... muy bella la descripción de "paz", felicidades querida Paty.

    ResponderEliminar
  3. Tan simple y lo hacemos tan complicado...

    ResponderEliminar
  4. Me apunto a eso.........bonitas palabras como siempre Patri..........

    ResponderEliminar
  5. Muy hermoso querida Paty,felicidades y muchos saludos y abrazos.

    ResponderEliminar
  6. Muy buena reflexión sobre ese concepto de paz...me ha encantado...cuando uno esta en paz consigo mismo...un besote

    ResponderEliminar
  7. Muy lindo y muy cierto tu blog del miercoles sobre la paz. aun no se como lo haces y de donde sacas tanta inspiracion!

    ResponderEliminar
  8. Graciasssss!

    Y encontramos la paz cuando Nos damos cuenta de que no necesitamos de nada ni de nadie mas.

    Woooooow Patricia! Q mucha sabiduria encuentro en tus palabras.

    ResponderEliminar