LIBROS POR PATRICIA SCHAEFER RÖDER

¡Atrévete! Regala libros originales: Yara y otras historias; 34 relatos, 34 sorpresas. Siglema 575:poesía minimalista; una nueva manera de vivir la poesía. Di lo que quieres decir: Antología de siglemas 575; resultados de los Certámenes Internacionales de Siglema 575. El mundo oculto, novela de Shamim Sarif, traducida por Patricia Schaefer Röder. Andares: cuentos de viajes. A la venta en lulu.com, amazon.com, bn.com y librerías. Mi dulce curiosidad, novela de Amanda Hale, traducida por Patricia Schaefer Röder.

¡Encuentra mis libros en el área metro de San Juan, Puerto Rico! Aeropuerto Luis Muñoz Marín; Río Piedras: librerías Mágica y Norberto González; Viejo San Juan: Museo de Las Américas, Tertulia y The Poet's Passage; Santurce: Libros AC; San Patricio: The Bookmark; Guaynabo: Mundo de Papel; Carolina: The Bookmark, Ponce: El Candil. En Monterrey, México: Librería de la Universidad Autónoma de Nuevo León.

jueves, 29 de octubre de 2009

BENDICIÓN

Todas las noches antes de irse a la cama, la madre entraba en las habitaciones de sus hijos para asegurarse de que todo estuviese en orden mientras dormían. Con todo el amor arreglaba sábanas y frazadas, los besaba y les susurraba al oído cuánto los quería, lo importantes que eran para ella, y los encomendaba a Dios para que los cuidase. Así hizo, noche tras noche, año tras año, durante toda una eternidad, sin percatarse de que en algún momento, los niños habían crecido y se habían ido de la casa. Y aún ahora, cada noche, la madre repite aquella solemne y amorosa ceremonia de bendición a sus hijos, sin haberse enterado nunca de su propia muerte años atrás…



Copyright ©2009 PSR

5 comentarios:

  1. muy bonito.
    ahora mi hijo pide la bendición, como hacíamos nosotros durante tantos años, aunque lo hace pronunciando una buena "c" española, no como nuestra ..."sión" mamá!

    ResponderEliminar
  2. que importante es detenernos ese instante a pedir o dar la bendición a nuestros padres e hijos,ojalá pudiera ser por siempre....

    ResponderEliminar
  3. todas las noches antes de irse a la cama, la abuela pensaba en sus nietos y esperaba que todo estuviese en orden mientras dormían.... así es la vida, primero los hijos y luego los nietos aunque no sea responsabilidad de la abuela pero no se puede evitar...hoy dormirán en mi casa, el viernes, el sabado también, su mamá no está, que casualidad no?

    ResponderEliminar
  4. hermosísimo, Paty. De inmediato, pensé en una gran amiga que perdió a su mamá hace poco más de una semana... se ha quedado la pobre...
    Un beso grande

    ResponderEliminar
  5. asi es el amor de madre, toda la vida y hasta la eternidad.

    ResponderEliminar