LIBROS POR PATRICIA SCHAEFER RÖDER

¡Atrévete! Regala libros originales: Yara y otras historias; 34 relatos, 34 sorpresas. Siglema 575:poesía minimalista; una nueva manera de vivir la poesía. Di lo que quieres decir: Antología de siglemas 575; resultados de los Certámenes Internacionales de Siglema 575. El mundo oculto, novela de Shamim Sarif, traducida por Patricia Schaefer Röder. Andares: cuentos de viajes. A la venta en lulu.com, amazon.com, bn.com y librerías. Mi dulce curiosidad, novela de Amanda Hale, traducida por Patricia Schaefer Röder.

¡Encuentra mis libros en el área metro de San Juan, Puerto Rico! Aeropuerto Luis Muñoz Marín; Río Piedras: librerías Mágica y Norberto González; Viejo San Juan: Museo de Las Américas, Tertulia y The Poet's Passage; Santurce: Libros AC; San Patricio: The Bookmark; Guaynabo: Mundo de Papel; Carolina: The Bookmark, Ponce: El Candil. En Monterrey, México: Librería de la Universidad Autónoma de Nuevo León.

miércoles, 25 de septiembre de 2013

AMAZONIA...


“…La luna llena ilumina la jungla con hilos plateados que se reflejan en el río y la laguna, a cuya orilla se encuentra el campamento. De pronto siento la atracción de la luna en el agua. Algo me llama con insistencia. Escucho el canto de las toninas y los manatíes que nadan en la claridad de la medianoche del día en que volví a nacer. Vuelvo a percibir el delicioso cosquilleo en la base de mi cabeza y sé que tengo que hacer algo. Me levanto de la hamaca sin pensar y me acerco a la orilla. Ahí está la luna, esperándome vibrante en el espejo metálico y oscuro del agua. Una brisa cálida acaricia mi rostro cuando levanto la mirada para verla de frente en el cielo. Hay una calma llena de voces que parecen decir mi nombre a gritos. Me desnudo en un acto de respeto a la naturaleza que me rodea y, solemne, dejo mis ropas en la playa. Ya no las necesito.

Entro lentamente en las tibias aguas del remanso que forma la laguna. No tengo ninguna prisa, soy dueña del tiempo. Deseo arroparme en su fluido dulce y peligroso mientras corre por la zona más antigua de la Tierra. Bebo el líquido del cual una vez bebieron mis antepasados hasta saciarse. Hoy es mi turno. Me sumerjo dejando que el agua penetre todos los pliegues de mi piel; extremidades, manos, pies, cuello, cabello. Al fin soy una con la naturaleza; la siento como parte de mí en un éxtasis total. Mi emoción se traduce en un placer infinito que no pienso dejar ir jamás.

Nado. Nado contra la corriente, haciendo fuerza para conquistar el río dueño de las aguas. Cuando me canso, me dejo llevar un trecho hacia atrás y vuelvo a emprender mi ascenso. Minuto a minuto me voy alejando de la orilla. Ningún ser humano me puede ver, y yo misma me siento parte del paisaje primitivo y embrujado. Nado más. Nado. Sigo nadando, pero el río gana. Abandono la lucha, dejando que el torrente me arrastre a su antojo. Las aguas me llevan hacia el fondo, donde no hay corriente alguna. Es el lugar de la paz. Instintivamente intento subir a la superficie para respirar y de nuevo me atrapan las aguas del rápido, que se ha vuelto más estrecho. Entre los remolinos logro tomar aire y moverme hacia un grupo de rocas que sobresalen del agua. Estoy a salvo.

Escucho algo que asemeja el canto de un manatí, pero es mucho más grave que el de esta tarde. Miro hacia la orilla y en medio del oscuro y brillante paisaje distingo la cabeza de un gran macho plateado que me observa con interés. Hacemos contacto con la mirada y me percato de que mi campo de visión se hace más amplio. Una vez más siento el hormigueo en la nuca y sé que debo continuar. A pesar de que la noche es cálida, un extraño frío recorre mi cuerpo. Me siento pesada sobre esta piedra; lo mejor es que regrese al agua…”. 
 
  
Fragmento de "Selva" ©2006 PSR 
"Selva" aparece en la antología Yara y otras historias, de Patricia Schaefer Röder.
Ediciones Scriba NYC 
ISBN 978-0-9845727-0-0

Twitter: @PatriciaSchaefR 
  

37 comentarios:

  1. La elevación de la selva, la nitidez, la calma, los misterios que se revelan a la conciencia. Hermoso texto.

    ResponderEliminar
  2. Precioso. Me ha encantado en cada palabra. Has expresado el sentir de alguien que está del otro lado del planeta... y del rio. Saludos. Muy buen escrito.

    ResponderEliminar
  3. bello.... pero que pasooooo jejjejejje

    ResponderEliminar
  4. Es posible adentrarse en la selva a través de las palabras...

    ResponderEliminar
  5. bellisimo. esta tan bien narrado, que por un momento me dije ayy no de noche en el agua no!! gracias por compartirlo.

    ResponderEliminar
  6. su sentido de naturelezza es mayor que el mio. Amor de atardecer, amor de lingua es fuertes de tu. aprendo lingua es divertido con tu con curiosidad infantil. nuevo sol es nuevo estudiante de tu ensegna buena sentidad para todos.

    ResponderEliminar
  7. Excelente Patricia gracias por compartir...!!!

    ResponderEliminar
  8. EXCELENTE SENSIBLES A LA AMAZONIA A SU CUERPO DE AGUAS ESPEJOS DEL CIELO Y LA VIDA NATURAL !

    ResponderEliminar
  9. bellísimo cuento me encantó, gracias, feliz domingo.

    ResponderEliminar
  10. se desliza en la hermosura y toca profundas aguas.

    ResponderEliminar
  11. Hombre es un relato... Novela... Superman vuela.... Ella estaba en el rio... Hay que dejar volar la imaginacion.... Entroncarse en el mas profundo estado de embriaguez poetica.... Lo mismo era un sueno..... Y en un sueno.... Hay de todo

    ResponderEliminar
  12. hermosooooooo gracias por compartir

    ResponderEliminar
  13. gracias ...es hermoso ..sublime y profundo

    ResponderEliminar
  14. Muy interesante y bella lectura,casi como un cuento de hadas.

    ResponderEliminar
  15. Gracias amiga,,,la vida tiene muchos misterios por resolver...la mente humana es muy poderosa y hay que desarrollar nuestros sentidos....tu tienes el maravilloso don de escribir y a mi me encantan tus escritos Dios Te Bendiga preciosa.

    ResponderEliminar
  16. Maravillosa forma de introducirse en la naturaleza y ser una con ella. Me encantó, gracias por compartirlo Patricia Schaefer Roder.

    ResponderEliminar
  17. Que bello, una linda inspiración de la naturaleza!!!

    ResponderEliminar
  18. por momentos me acordè de "Los pasos Perdidos" de A, Carpentier...

    ResponderEliminar
  19. exquisita narraciòn, felicitaciones...

    ResponderEliminar