LIBROS POR PATRICIA SCHAEFER RÖDER

¡Atrévete! Regala libros originales: Yara y otras historias; 34 relatos, 34 sorpresas. Siglema 575:poesía minimalista; una nueva manera de vivir la poesía. Di lo que quieres decir: Antología de siglemas 575; resultados de los Certámenes Internacionales de Siglema 575. El mundo oculto, novela de Shamim Sarif, traducida por Patricia Schaefer Röder. Andares: cuentos de viajes. A la venta en lulu.com, amazon.com, bn.com y librerías.

¡Encuentra mis libros en el área metro de San Juan, Puerto Rico! Aeropuerto Luis Muñoz Marín; Río Piedras: librerías Mágica, Tertulia y Norberto González; Viejo San Juan: Museo de Las Américas, Tertulia y The Poet's Passage; Santurce: Libros AC; San Patricio: The Bookmark; Guaynabo: Mundo de Papel; Carolina: The Bookmark, Ponce: El Candil. En Miami, Florida: Libería Impacto. En Monterrey, México: Librería de la Universidad Autónoma de Nuevo León.

miércoles, 20 de enero de 2010

LEYENDA

La luna llena lamía la llamarada llorando, lamentándose largamente. Los lentos linces lograban llevarse lejos las luces lúgubres, lanzando lánguidas laboriosas lágrimas lanceoladas, lanosas. Luego llegaron los leopardos larguiruchos, lapidados lastimosamente. Latiendo, los lustrosos lugareños llaneros lavaban las legendarias legañas lenguadas; lechosas, leves, laxas. Luciérnagas, loros, leones, lapas, lagartos, lobos, langostas, liebres, lombrices lucían lujosas lianas: lienzos lineales ligando los lazos legales, legibles, lozanos. Luchaban las lubinas, las lampreas, liberábanse los locutores lusos, leían los lectores letrados literatura ligera, las largas líneas llenáronse longitudinalmente; llanas, leves, lúcidas, levantando la labranza la labriega, lacaya laborante lacerada, lacrimosa. Lucrándose ladrando, los ladinos ladrones les legaron la lábil lamparilla, la luz, la lámina, los ladrillos, la loza, las lanzas lilas, los lirios, los lotes llenos, la lancha, los lagos. Lucubrando lógicamente, los luceros lujuriosos lleváronse lubricadas las llagas libertinas. Luego, lagrimearían lampiños la leña, las lápidas, los letreros laterales, los lados, la lanceta, los lapiceros, las letras, la lupa, logrando llenar legítima, líquida, lentamente las lejanas leguas limítrofes. Llegando, llamaron los llanos lloviendo llovizna lunar; lamiendo las llamas la luna llena…


©2009 PSR

6 comentarios:

  1. La luna llena...Leo la leyenda lentamente... lujuriosamente... libidinosamente... literariamente... literalmente... ligeramente... levemente... La luna llena...

    ResponderEliminar
  2. wow!! a mi me cuesta trabajillo hacer un comentario aunque sea breve.. lola, jajaja, pero igual, es un placer leerte y sobre todo me asombra la habilidad que tienes para escribir así.. felicidades Paty como siempre y recibe un fuerte abrazo tapatío..Araceli Blanco.

    ResponderEliminar
  3. Hola Patricia acabo de leer tu leyenda de la luna llena. Muy interesante e ingeniosa! te felicito!! como quiero conversar contigo. Aun no termino de desempacar. Te llamare muy pronto. Quisiera leer mas de tus escritos...

    ResponderEliminar
  4. Patricia por fin entre en tu Blog!! magnifico te felicito!! no sabes como me identifico contigo. Escribes muy lindo y muy interesante, tienes ideas novedosas y me gusta como juegas con las palabras despertando sensaciones! bravo! comparto con Maria su opinion elevada de ti. Espero que podamos compartir amistad en esta vida ajorada que llevamos!! carinos

    ResponderEliminar