LIBROS POR PATRICIA SCHAEFER RÖDER

¡Atrévete! Regala libros originales: Yara y otras historias; 34 relatos, 34 sorpresas. Siglema 575:poesía minimalista; una nueva manera de vivir la poesía. Di lo que quieres decir: Antología de siglemas 575; resultados de los Certámenes Internacionales de Siglema 575. El mundo oculto, novela de Shamim Sarif, traducida por Patricia Schaefer Röder. Andares: cuentos de viajes. A la venta en lulu.com, amazon.com, bn.com y librerías.

¡Encuentra mis libros en el área metro de San Juan, Puerto Rico! Aeropuerto Luis Muñoz Marín; Río Piedras: librerías Mágica, Tertulia y Norberto González; Viejo San Juan: Museo de Las Américas, Tertulia y The Poet's Passage; Santurce: Libros AC; San Patricio: The Bookmark; Guaynabo: Mundo de Papel; Carolina: The Bookmark, Ponce: El Candil. En Miami, Florida: Libería Impacto. En Monterrey, México: Librería de la Universidad Autónoma de Nuevo León.

miércoles, 21 de agosto de 2013

YARACUY

"...Caminé. Caminé sin parar por horas, y de pronto la vi a lo lejos. Una mano enorme que salía erguida de la tierra. Era una mano vieja a la que le habían amputado el pulgar. A pesar de esto, los demás dedos subían enérgicos señalando el cielo, dirigiéndose seguros y fuertes hacia el azul intenso e infinito. En la base, la muñeca mostraba el paso del tiempo reflejado en los profundos surcos de la corteza que quería descascararse pero aún no había encontrado el momento oportuno. El muñón del pulgar estaba astillado y oscuro, mostrando la cicatriz de una herida mal sanada. Sobre la palma cóncava alguna vez se dieron cita distintas semillas de orquídeas y helechos, que luego abrieron paso a enormes plantas, minúsculas sin embargo, en comparación con la gigantesca mano noble que les daba apoyo, abrigo, sustento. Tronco y ramas surcados por un sinfín de estrías diferentes que los recorrían en todas direcciones. La copa de esta maravilla se extendía generosa y abierta para cobijar toda clase de insectos, ranas, pájaros, lagartijas y pequeños ratoncitos de monte. Era una cornucopia vibrante, noble y silente; llena de vida que la hacía palpitar, clavada inevitablemente en la tierra. El viento que pasaba entre las hojas arrullaba el paisaje verde intenso, moviendo el calor de un lado a otro, envolviendo en su rumor a toda la mano y lo que contenía, calmando el grito excitado de pájaros, ranas y grillos.
 
Al fin llegué, envuelta en la cálida luz de la mañana. Había visto la mano miles de veces en mis sueños ya desteñidos y tuve la fuerte necesidad de conocerla de cerca; de sentirla, de abrazarme a ella; de palpar una a una todas las irregularidades de su tronco. Quise oler el musgo que la cubre por tramos y mojarme con el rocío guardado debajo de los helechos. Curiosa, probé el néctar silvestre y dulce de las orquídeas. Necesitaba escuchar el concierto desenfrenado de los animales que buscan pareja para entender mi propio llamado inquietante y dejarlo salir del vacío en que se ahogaba; del vacío que yo misma sobrevivía a duras penas. Me propuse llenar mis pupilas de todas las formas que me rodeaban; de todos los tonos de verde existentes, de los pardos, de los amarillos. De todos los colores del arco iris, intensos, que están de fiesta perenne en esa mano viva. Mi alma se ensanchó más y más, rompiendo una a una todas las costuras que la encerraban y dejando en libertad al espíritu femenino que hasta ese instante no había aprendido a volar...". 

 
Fragmento de "Yara" ©2006 PSR 
"Yara" aparece en la antología Yara y otras historias, de Patricia Schaefer Röder.
Ediciones Scriba NYC 
ISBN 978-0-9845727-0-0

22 comentarios:

  1. Tus relatos atrapan Patricia. Un gusto leerte.

    ResponderEliminar
  2. Patricia Schaefer Roder ... Pendiente de tus escritos ...... siempre "envolventes" ... ;)

    ResponderEliminar
  3. confieso que no he leido tu libro, y es un error que espero enmendar lo antes posible

    ResponderEliminar
  4. que bien, .. crea y transporta.. gracias por compartir.

    ResponderEliminar
  5. bellísimo la tierra de mi familia, Gracias

    ResponderEliminar
  6. Alma sensible, sedienta de Luz y Verdad.

    ResponderEliminar
  7. Necesitaba escuchar el concierto desenfrenado de los animales que buscan pareja para entender mi propio llamado inquietante y dejarlo salir del vacío en que se ahogaba; del vacío que yo misma sobrevivía a duras penas. un concierto de emociones en cada palabra leida.. gracias por compartir

    ResponderEliminar
  8. Que maravilla , has logrado captar en los dos primeros segundos de lectura mi atencion y esa atencion se vuelve como un vicio , como una necesidad , como la misma necesidad q siente el q escribe y no puede parar , no puede contener la historia , por q esta se presenta sola en su mente y no es posible dejar de escribir , de esa manera te vas internando , en esa vision en eso q sientes y q tienes q expresar , gracias por compartir y voy a seguir leyendo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada q agradecer , mas bien soy yo el q debe de agradecer este divino compartir del intelecto, gracias a ti por ser generosa con la gente y regalar tu ingenio , saludos tambien para ti y de nuevo gracias mil , sigue creando q Dios te ha dado un regalo inmenso.

      Eliminar
  9. Simple y llanamente precioso. Dios bendiga tu talento y el de todos los Venezolanos de bien que salieron a destacarse en todos los paises donde han emigrado.

    ResponderEliminar
  10. Buenas tardes amiga, muy bueno, gracias por compartirlo, saludos...

    ResponderEliminar
  11. Maravillosa la forma en que las palabras van describiendo una situación hasta llegar a la plenitud, mediante "el espíritu femenino que hasta ese instante no había aprendido a volar..." Hermosa prosa, Hace que piense en tantas situaciones que vivimos a diario y pasan ante nuestros ojos casi desapercibidos hasta que llega ese momento exacto cuando surge el descubrimiento. Felicitaciones Patricia Schaefer Roder!!!!

    ResponderEliminar